CanciónDIME QUE LO DEJE

17 septiembre, 20191
https://mariodiaz.es/wp-content/uploads/2019/09/mario-diaz-concierto.jpg

La canción DIME QUE LO DEJE, como sabéis, cuenta la historia de un chaval enganchado a la heroína, pero lo que creo que no todo el mundo ha pillado, en todo este tiempo, es que durante todo el tema, el chaval está metido en una cama, porque ha decidido pasar el mono pidiéndole ayuda a su madre.

Cuando la escribí quise que tuviese tres partes muy diferenciadas, que son las tres estrofas de la canción y que la sensación de ansiedad del personaje fuese creciendo conforme avanzara el tema.

En la primera estrofa quería presentar al personaje, pero no quería que fuese muy explícito, así que pensé en escribirlo en primera persona, para que fuese el propio personaje el que se definiese mientras hablaba.

Dime que lo deje porque ya no puedo más
dime que lo deje porque ya no aguanto más
Escucha mama, déjame que duerma contigo en la cama
cierra bien la puerta, cierra bien las ventanas
dile si viene al papa que no vengo hasta mañana
y dime que no a todo lo que te pida esta noche con muchas ganas
Dile que me perdone por robarle a la hermana
desde que me vio pedir ya nunca pasa por la plaza
no quiero recordar lo que empecé al lado de una candela
yo pasé de las posturas a las dosis en papelas
Quiero olvidar lo del pitón en mis venas
quiero evolucionar del mono al hombre en cadena
dime que lo deje ahora que siento pena
dime que lo deje que te quiero ver contenta

La segunda estrofa habla de su vida en la calle

Dime que lo deje porque ya no puedo más
dime que lo deje porque ya no aguanto más

No quiero vivir más con dos limones, una bolsa y una aguja usá
con barba de diez días y una gorra gastá
no sé porqué pero estas pupas no me gustan ná
no quiero vender más pañuelos en el semáforo del Meliá
no quiero limpiar más ventanas en el semáforo del Meliá
buscando por la basura papel de plata para fumar
pidiendo por la acera con las chanclas reventás
lo comió por lo servio con las dosis de metadona
espejo del chaval que en todas las fiestas se encartona
en que andaluz me ha encerrado esta encerrona
con el malaje del que no se ríe y no perdona

Y la tercera estrofa, que para mi es la más interesantes, es cuando el personaje, atado en la cama, explota insultando a su madre por el propio síndrome de abstinencia.

Dime que lo deje porque ya no puedo más
dime que lo deje porque ya no aguanto más
Mírame los sudores, levántame la persiana
yo te juro que no me escapo pero desátame de la cama
te he dicho que no vinieras y no me jodas vieja enana
y que le digas al papa que no vengo hasta mañana
espera que te pille un día en la casa sola papa pínchame
algo o dispara con la pistola
déjame que me eche un poquito de agua a la boca
porque me miras como si no me conocieras
Dime que lo deje porque ya no puedo
más dime que lo deje porque ya no aguanto más

La verdad es que esta canción sigue poniéndome los pelos de punta, cada vez que la canto.

Os dejo la versión acústica, que subimos a Youtube (Sexto video de #laguitarrademario) con Ohad Levy (Guitarra Acústica) y Antonio Bravo (Percusión).

Si tenéis alguna pregunta sobre alguna otra canción, escribirme un comentario y en cuanto pueda os contestaré.

One comment

  • Marcos

    18 septiembre, 2019 at 9:00 am

    Qué temazo, se te encoge el alma.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos

Mario Díaz © 2019 Reservados todos los derechos